Recomendar

sábado, 15 de septiembre de 2012

Verónica Perdomo y su producción de fotos hot

Entrevista con Ciudad.com


La modelo Verónica Perdomo de a poco vuelve a estar en todo su esplendor luego del ACV sufrido en 2009. Ahora, realizó su primera producción hot post-ACV y demostró que está mejor que nunca.

Las fotos se hicieron en el marco de una entrevista íntima con el sitio Ciudad.com. En la misma, la morocha habló del Bailando, su rutina, sus secretos de belleza y su vida amorosa. 


-¿Cómo vivís esta nueva etapa de tu vida, con tantas actividades: Bailando 2012, fotos y demás?
-Estoy feliz, me encanta, pero no paro ni un minuto. Igual, los médicos me tienen muy cortita. Estoy bien conectada con ellos para que no me vuelva a pasar lo del accidente. Hago solamente dos cosas por día y respeto mucho lo de dormir ocho horas porque dicen que si cumplís con eso disminuyen mucho las chances de que te agarre un ACV. Antes era una máquina de trabajar, en Canal 9 (N. de la R.: era la co-conductora de Impacto 9, junto a Roberto Menna; y también trabajaba en Despertate, por TyC Sports, junto a Gonzalo Bonadeo), en Chile, estudiaba comedia music

-¿Cuál es tu rutina cuando te levantás? Muchas veces contaste que, recién operada, debías esperar una hora para que tu cerebro empiece despacito a funcionar...
-Sí, ¡a las piñas tuve que aprender que no hay que correr! Ahora me despierto y me doy dos minutos para respirar y ahí empezar. Por ejemplo, me pasaba que no le daba bola al cerebro, me dolía la panza y ahí sí iba al médico, pero el cerebro no te dice nada y muchas veces nos olvidamos de cuidarlo. La vida me enseñó a respirar, me cambió para bien. Ahora pienso, me relajo, me conecto con mi cuerpo y recién ahí me levanto. ¡Me cuesta mucho igual, eh! Porque rápido me quiero ir a tomar unos mates o al baño, pero intento hacerlo al menos cinco minutos cada día.


-¿Cómo te sentiste con esta producción bien sexy, volviendo un poco a tu faceta de modelo antes del ACV?
-¡Bien! Aunque al principio no me gustó. Me sentí mal porque me costaba mucho ponerme muy sexy, hacerme la linda. Es la primera vez que me animó a hacerlo después del ACV. Pero una vez que empecé, lo disfruté. Todavía me cuesta mucho ver mi cuerpo, me pasaron tantas cosas, me lo toquetearon tanto...

-¿No te ves linda?
-Estar tanto en coma, en silla de ruedas, con traqueotomía, sondas... Todavía siento que se me notan las cicatrices. No me veo linda en las fotos. Siempre me critiqué, y ahora es peor. Cuando veo cómo hablo en la tele, tengo que cambiar. Siempre me cuidé hasta el límite igual con las fotos y eso, nunca desnudo total, aunque en un momento analicé una oferta, pero después dije no. De todos modos me gusta mi cuerpo, por ejemplo mis lolas, que nunca me las operé. Es gracioso porque yo digo: 'No me operé nunca, excepto mi cerebro'. Nunca me puse botox, ni siquiera algo para la celulitis...



-Debés ser una de las pocas chicas del medio sin operaciones...
-Capaz el año que viene me haga algo (risas). Me parece que está bueno también ser natural. Si vos necesitás eso para sentirte bien, hacelo. A mí por suerte no me pasó. Hay un montón de cosas que te quedan bien y tienen que ver con lo natural de tu cuerpo.

-Decís que no te hacés tratamientos de belleza, ¿cómo te cuidás para estar divina?
-Antes me cuidaba mucho. Pero después del ACV y cuando se murió mi hermano (en diciembre de 2010) me puse muy triste. En ese momento se me dio por correr. No sé adónde quería ir ni con quién. Por suerte se me dio por correr y no por otra cosa (risas). Ahora ya no salgo tanto a correr porque Tinelli no me da mucho tiempo, ja... Pero los domingos a veces salgo y voy a caminar.

-¡Tenés que decirle a Tinelli que te invite a correr con el la maratón de Bolívar!
-¡Claro! No me di cuenta que ya la están organizando, es buena idea, seguro gano, ja, ja. 


-El otro día en Animales Sueltos, hablando de todo el tema de los cuidados de la gente famosa, contaste que durante tu internación y recuperación estuviste un año sin depilarte, ¿cómo fue eso?
-(Carcajadas) Tengo que decirte la verdad, no fue tan así. Me había hecho depilación definitiva, ¡pero tenía un montón de pelos igual! En el momento no me importó. También me pasó que me vestía con cualquier cosa porque había regalado toda mi ropa, mis maquillajes, porque decía 'para qué, no lo voy a volver a usar'. Estaba todo el día de short, un jean apretado me molestaba, unas calzas también, no me importaban los colores. También influyó que tomé muchos corticoides y estaba súper hinchada. Por suerte ahora me visten dos marcas, me prestan ropa mis amigas. Me ayudó tanta gente que todo lo que tengo es porque alguien me ayudó, o me lo regaló.

-Eso debe ser porque lo que das, vuelve, ¿no?
-Yo tengo la sensación de que antes era buena persona, ayudaba mucho a los discapacitados por ejemplo, siendo profesora de sordos, y un día me pasé para el otro lado, el de los discapacitados, y me ayudaron mucho. Si vos sos buena, vas a estar bien siempre. Hay que cuidar los sentimientos. Mis amigos de ahora son los de antes. Tengo un agradecimiento y un orgullo enormes. Todo vuelve. 


-Tu novio, Juan Chappa, te acompaña siempre, de hecho estuvo en la producción de fotos, ¿es celoso?
-No es celoso, siempre está conectado con lo que hago. Antes yo hacía todo sola, las fotos, los desfiles, ahora necesito más contención. Necesito a mi novio, a mi mejor amiga Sole Castro, que además es mi maquilladora, o a alguien cercano. Por eso, por ejemplo, la primera vez que fui al Bailando ¡lo vi a (Marcelo) Tinelli y lo abracé! Ahora para mí, los sentimientos son lo más importante.

-¿Hay planes de casamiento o hijos con Juan?
-No, por ahora no hay planes de casamiento. Me gustaría tener hijos pero en un futuro bastante lejano. Aunque a veces bromeo que ya tengo un árbol, me falta el libro y el hijo. Ahora no, porque también hay que ver cómo estoy de salud, pero en tres años me gustaría. Igual vivo con mi novio y vamos despacito, tranquilos, paso por paso.

-¿Cómo te sentís en ShowMatch?
-En el Bailando me siento feliz, todavía no puedo creer que estoy ahí. Todo lo que diga sobre el programa está teñido de amor. Imaginate que de estar en silla de ruedas, a esto, que fue gracias a Willy y Paul García Navarro, que me representan, y a Tinelli. Es increíble. Así que si me dicen "tenés que ir a las 3 de la mañana a grabar", voy sin quejarme. Capaz hay gente que ya estuvo, pero para mí es todo nuevo y todo está buenísimo. Me llevo muy bien con todos, por ejemplo María Vázquez es divina, simpática, divertida. Y así todos...




-¿Te enojás alguna vez?
-Suelo enojarme, sí, claro. Cuando pasó todo el tema con Marcela Coronel, por ejemplo, me enojé, me angustié. Pienso que a mucha gente le gustaría estar en la tele y haría cualquier cosa por estar, pero no es mi caso. Yo vengo de remarla desde hace 6 años antes del ACV y después también. Para mí era más fácil ponerme de novia con un futbolista, ponele, pero yo siempre la remé y laburé. Lo que me enojó es que yo le creo a la gente, siempre primero pienso bien de la gente, ¿por qué van a mentir? Si una persona sola puede pensar que yo lo finjo para estar en la tele, me voy.

-¿Te molesta cuando el jurado te pone bajas notas?
-No. Lo que no me gusta es cuando a alguien le dan más nota porque es rubia, linda o simpática. Eso me da cosa, no está bueno.

-¿Cómo te preparás para el Aquadance?
-¡Voy a bailar con casco! En la Bio-esfera me animé y no tuve problemas, me encantó. Pero ahí estaba bien agarrada, en cambio acá en la pileta, si te resbalás no sabés cómo caés. Me da un poco de miedo, ¡pero lo voy a hacer igual!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada